Existen muchas dudas sobre qué aceite utilizar para cocinar, es importante puesto que el alimento absorbe parte del aceite y esto puede ser más o menos saludable según el tipo. Quizás está más claro que el mejor aceite para utilizar en crudo es el Aceite de Oliva Virgen Extra, pero ¿para freír?

Resolvemos tus dudas sobre qué aceites son los más saludables e idóneos para cocinar, especialmente a la hora de someter los alimentos a altas temperaturas. Esto depende de diferentes factores, descubre cuál es el mejor aceite para cocinar a altas temperaturas

¿Es malo freír con Aceite de Oliva?

Este es uno de los grandes mitos, sin embargo, es totalmente falso. A menudo, se suele pensar que el aceite de girasol es el más sano para freír la comida, pero nada más alejado de la realidad. Freír con Aceite de Oliva no es malo

Muchos piensas que las altas temperaturas desnaturalizan la mayoría de propiedades del aceite de oliva. Es decir, que el gran valor organoléptico que tiene al tomarlo en crudo se pierde al freírlo. 

El aceite de oliva, no solo aporta un sabor exquisito a los alimentos, sino que los enriquece gracias a sus propiedades. Y a pesar de este falso mito, este aceite conserva mejor sus propiedades nutricionales cuando se utiliza en las frituras. De hecho, así lo confirman recientes estudios.

Un estudio elaborado por científicos de la Universidad de Granada, publicado en la revista Food Chemistry, ha demostrado que las verduras fritas con AOVE mejoran su capacidad antioxidante y el contenido de compuestos fenólicos. Esto quiere decir que previenen de ciertas enfermedades, como el cáncer o la diabetes, puesto que el aceite de oliva transfiere fenoles, compuestos que no se encuentran de forma natural en estos alimentos.

¿Es mejor freír con aceite de oliva o de girasol?

Lo más frecuente es utilizar el de girasol para freír y dejar el más saludable (AOVE) para consumir en crudo sobre tostadas o ensaladas. Pero eso no quiere decir que sea lo más acertado.

Lo cierto es que el de girasol no tiene mejores cualidades para las frituras que el de oliva. Esta tendencia ha sido la más habitual durante años por el precio, pues es cierto que el de girasol es mucho más económico que el AOVE. Sin embargo, esta diferencia de coste ya aporta una ligera idea de cuál tiene más calidad.  

Las altas temperaturas a las que están sometidos los aceites al freír son uno de los factores que incrementa a su deterioro. Es decir, no solo se ven afectados su sabor, olor y color, sino que también se crean sustancias tóxicas.

El aceite de oliva, gracias a los ácidos grasos que contiene, especialmente el oleico, está más preparado para resistir estas altas temperaturas. Por el contrario, el de girasol tiende a formar más sustancias negativas para el organismo, como las grasas saturadas.

Esto no quiere decir que el de girasol provoque un elevado riesgo para tu salud, solo que debido a sus propiedades su degradación es más rápida. Es recomendable no superar los 180º C ni reutilizarlo.

¿Aún no estás convencido? Prueba este truco en casa y comprueba con tus propios ojos la gran diferencia de elegir aceite de oliva o de girasol para freír

Fríe 100 gramos de patatas con aceite de girasol y otros 100 gramos con aceite de oliva, después de esto pésalos de forma individual. Las patatas que han sido fritas con girasol pesarán más, puesto que esta grasa penetra más en los alimentos que el aceite de oliva. 

Esto quiere decir que, además de ser más saludable, se consume menos aceite por lo que el ahorro diario es considerable.

Por qué usar aceite de oliva para freír

El aceite de oliva virgen extra está considerado el mejor aceite para freír. Este tipo de aceite soporta de manera excelente las altas temperaturas, incluso es el que más antioxidantes contiene. 

De hecho, son muchos los expertos en nutrición y los estudios que demuestran que es un elemento básico en la cocina gracias a sus numerosas propiedades saludables para el organismo. 

Es uno de los más versátiles, perfecto para cocinar a elevadas temperaturas o simplemente para utilizarlo en crudo. De hecho, existe una gran gama de variedades idóneas para utilizar el crudo, como es el caso del AOVE Picual, el AOVE Ecológico o el AOVE Royal, entre otros.

Entre otra de sus ventajas, permite una fritura más rápida, por lo que el alimento pierde menos nutrientes que con otro tipo de aceites. Además, las proteínas de este aceite crean en la superficie del alimento una capa crujiente que dificulta que penetre una gran cantidad de aceite a su interior. Esto permite que el gasto sea menor.

Y no hay que olvidar que el aceite de oliva potencia el sabor de los alimentos, lo que convierte la fritura en una experiencia culinaria apta para los paladares más exigentes. Con todas estas ventajas, no es de extrañar que los chefs más prestigiosos lo utilicen en sus platos para conseguir recetas al más puro estilo mediterráneo.

Ahora ya conoces cuál es el mejor aceite para cocinar a altas temperaturas. Que no engañen con falsos mitos, el aceite de oliva es el mejor para freír gracias a sus propiedades, al sabor que aporta y a que proporciona un ahorro diario en la cantidad que se gasta.
En Verde Divino puedes comprar aceite de oliva para freír gracias a nuestra Gama Familiar, una amplia variedad de garrafas tanto de 5 L como garrafas de 2 L, ideales para añadir a tus recetas a diario.

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito esta vacíoVolver a la tienda
      Calcular envío