El aceite de oliva es uno de los productos estrella en la gastronomía, un elemento esencial en la dieta mediterránea y utilizado incluso por los chefs más prestigiosos del mundo.

Esta importancia en la gastronomía tiene un gran valor, pero ¿eso es todo?, ¿por qué es un elemento clave en nuestra dieta? El consumo de aceite de oliva en las comidas aporta sorprendentes beneficios a nuestra salud, según afirman numerosos expertos en nutrición, gracias a las propiedades de este fruto. Tanto es así, que incluso existen recetas de postres con AOVE.

Descubre los principales beneficios de consumir aceite de oliva en las comidas y por qué es un elemento clave en la gastronomía.

Qué beneficios tiene consumir aceite de oliva

No es de extrañar que la dieta mediterránea sea considerada una de las más equilibradas y saludables que existen puesto que su producto estrella es el aceite de oliva. Este “oro líquido” no solo destaca por sus cualidades organolépticas, sino que, además, tienen numerosas ventajas para nuestra salud.

Ayuda a bajar de peso

Si tienes en mente bajar peso, el aceite de oliva podría ayudarte a conseguirlo, ya que contiene grasas saludables que estimulan a tu cuerpo para reducirlo. De hecho, las dietas que contienen este tipo de grasas son mucho más efectivas que las dietas bajas en grasas.

Aunque no hay ningún alimento que haga milagros, puede ser tu aliado perfecto para conseguir tus objetivos. Un par de cucharadas al día son suficientes, repartidas en las comidas principales, en crudo o para cocinar.

Previene ciertas enfermedades

Este líquido verde ayuda a prevenir y reducir el riesgo de padecer numerosas enfermedades, entre ellas ciertos tipos de cáncer, incluso previene de la enfermedad neurodegenerativa del Alzheimer.

Además, los estudios realizados durante años por prestigiosos profesionales en el sector científico, confirman que los casos de diabetes tipo II pueden ser reducidos a más del 50%, gracias al consumo del aceite de oliva.

Esto se debe a las grasas saludables que conforman este alimento, que son capaces de mantener regulados los niveles de azúcar y producir la insulina que necesita tu organismo.

Mantiene tu hígado protegido

Tomar una cucharada de aceite de oliva en ayunas refuerza las funciones de tu hígado.

Además, ayuda a depurar tu organismo y protege de la enfermedad del hígado graso.

Esta enfermedad consiste en que el hígado forma demasiada grasa, el consumo del aceite puede protegerlo y evitar este proceso y enfermedad.

Previene las enfermedades cardíacas

Este tipo de enfermedades son una de las que mayor cantidad de fallecimientos causa cada año, el aceite de oliva reduce de forma considerable el riesgo de sufrir una enfermedad del corazón.

Reduce la inflamación y mejora el revestimiento de los vasos sanguíneos y previene la coagulación no deseada de la sangre, entre otros.

Contra el estreñimiento

Es un remedio natural y casero para combatir el estreñimiento leve, pues ayuda a regular el tránsito intestinal, ablandando las heces más duras gracias a tener un suave efecto laxante. Además, su consumo elimina la inflamación e irritación intestinal, así como mejora la absorción intestinal de los nutrientes.

Es importante que tengas en cuenta una cosa, pues se puede volver en contra si se consume de manera excesiva, ya que puede producir un efecto laxante si se toma sin moderación.

Alivia las dolencias articulares

Gracias a las propiedades que contiene, el aceite de oliva consigue reducir los dolores de las articulaciones y músculos.

En la actualidad, se puede confirmar debido a que ya son varios los estudios que muestran los resultados que tiene tomar aceite de forma regular. De este modo, se ha demostrado que las personas que lo consumen con frecuencia tienen menos dolores que las personas que no lo hacen normalmente.

Mejora la salud y el aspecto de tu piel

Es un método natural que se ha utilizado desde hace años para rejuvenecer la piel, incluso es uno de los elementos más utilizados por numerosas cremas corporales.

Esto se debe a que el aceite de oliva contiene cualidades antienvejecimiento, nutrientes que combaten la sequedad y los daños de tu piel. Los expertos aseguran que su consumo añade una capa protectora a la piel, tanto a través de su consumo en alimentos como por la aplicación directa.

Qué nutrientes contiene para disfrutar de los beneficios de consumir aceite de oliva

Como has podido comprobar los nutrientes del aceite de oliva permiten disfrutar de grandes beneficios para tu salud. Es posiblemente, la grasa vegetal más antigua que conocemos.

Hay numerosos componentes del aceite de oliva, estos son los principales y las ventajas que pueden aportar a tu organismo al consumirlos.

  • Ácido oleico: Incrementa los niveles del colesterol HDL, es decir, el colesterol “bueno” en la sangre, evitando como hemos visto las enfermedades cardiovasculares. Este componente supone el 75% del total del aceite.
  • Ácidos grasos saturados: Un abuso excesivo del aceite puede causar la aparición del colesterol malo, pero sus cantidades son muy pequeñas en este oro verde, tan solo del 2%.
  • Ácidos linoleicos: Es una grasa saludable que evita la obstrucción de las arterias. Supone el 8,4% de la composición del aceite.

Gracias a sus componentes y propiedades, además de ser un producto estrella en la gastronomía, es el aliado perfecto para cuidar tu salud. Ahora que conoces los beneficios de consumir aceite de oliva en las comidas, es momento de beneficiarte de sus propiedades.

Si quieres disfrutar de las ventajas de consumirlo en todos tus alimentos, puedes explorar nuestra tienda online para comprar AOVE de calidad. Todas los beneficios de un buen aceite de oliva virgen extra junto con un sabor exquisito. ¿Te lo vas a perder?

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito esta vacíoVolver a la tienda
      Calcular envío